Casa Lleó i Morera: Una Joya del Modernismo en Barcelona

Posted on 10 octubre 2013 in Arte & Arquitectura

La Casa Lleó i Morera, finalizada el 10 de marzo de 1905 , permaneció en manos de la família Lleó i Morera hasta el año 1943 cuando se vendió el edificio a la compañía aseguradora Sociedad Mercantil Bilbao. Cuarenta años más tarde, la Casa pasó a manos de la Mutualidad General de Previsión Social de la Abogacía de Madrid antes de ser vendida al Grupo Planeta.

Es uno de los tres edificios hechos por grandes arquitectos modernistas – Gaudí, Puig i Cadafalch, Domènech i Montaner – que forman parte de la nombrada Manzana de la Discordia, junto a la Casa Batlló y la Casa Amatller.

Esculturas de la Casa Lleó i Morera

Esculturas de la Casa Lleó i Morera

El hecho que la família conservara la propiedad durante tres generaciones, favoreció el mantenimiento de los rasgos más distintivos en el interior del edificio, como los delicados elementos ornamentales, desarrollados por los maestros y artesanos en los más diversos materiales.

En 2006, el Grupo Núñez i Navarro adquirió la Casa Lleó i Morera. Durante dos años, un equipo de la compañía elaboró ​​el plan de reforma y conservación, basado en un estudio artístico cuidadoso de la finca, un análisis estructural interior y un exámen cromático de la fachada.

En este período, las actuaciones se centraron principalmente en la fachada y el patio posterior y en las plantas interiores, tanto en los espacios comunes como en los despachos.

Los espacios comunes de la Casa Lleó i Morera: la escalera, la planta baja y los vestíbulos de las diferentes plantas del edificio; se encontraban en buen estado, de manera que las tareas de restauración sólo se centraron en la reparación de los mosaicos deteriorados, principalmente de los espacios de acceso a las plantas.

Escalera de entrada - Casa Lleó i Morera

Escalera de entrada – Casa Lleó i Morera

El interior de la Casa Lleó i Morera es el espacio en el que más tuvo que actuar. El parqué y los mosaicos de los pisos tuvieron que ser restaurados por especialistas licenciados en Bellas Artes. Igualmente, los baños se reformaron de manera integral, incluidos los mosaicos que los decoran y que mostraban diversos daños derivados del paso del tiempo.

El entresuelo del edificio era la zona principal que ocupó la família Lleó i Morera mientras residió en ella. Para adecuar el espacio a nuevos usos, Núñez y Navarro elaboró ​​un estudio exhaustivo de las tareas que se debían realizar, las necesidades de iluminación y sonido, decoración y seguridad, de acuerdo con las características propias de la finca. Además, la empresa también se cuidó de supervisar la restauración de los elementos más representativos, como son el parquet, la cristalería, la ebanistería o la pintura.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*